Teorías de conspiración y Hechos de conspiración





En 1909 se usó y quedó registrado por primera vez el término Teoría de conspiración”. Según la Real Academia Española, la palabra conspiración significa unirse contra un superior o unirse contra un particular; curiosamente la RAE omite la parte de hacerlo en secreto.

Las conspiraciones de unos grupos contra otros están bien establecidas y hasta documentadas a lo largo de la historia. Para muestra basta un botón:

La conspiración de Valladolid en 1809, donde hoy es Morelia, estado de Michoacán en México, José Mariano Michelena, Ignacio Allende y Mariano Abasolo junto con otras personas organizaron un movimiento en secreto, es decir, conspiraron con el fin de derrocar a las autoridades virreinales y establecer así un gobierno americano. Este asunto inició en septiembre y fueron descubiertos y encarcelados en diciembre del mismo año.

Esto es un claro ejemplo de un grupo de personas uniéndose secretamente contra un superior o superiores, sin embargo subrayo la interesante omisión de la palabra “secreto” por parte de la Real Academia Española.





Si al término “conspiración” le anteponemos “teoría de” establecemos una suposición de que dicha conspiración ha sucedido o está sucediendo.

Entonces, si la conspiración es una práctica común realizada y comprobada a lo largo de la historia de la humanidad ¿porque las teorías de conspiración son tildadas de raras, improbables o ridículas? ¿porqué existen medios de información que las ridiculizan? Incluso hay quienes juegan con las palabras y cambian conspiración por conspiranoia, haciendo alución a la paranoia; implicando que las personas que “creen” dichas teorías sufren de un desorden mental.

Aunque no se les puede culpar del todo, pues si bien hay un numero considerable de “teorías de conspiración” que terminaron siendo “hechos de conspiración”, hay también algunas teorías que rayan más allá de los margenes de la cordura y la sensatez. Otro problema es cuando se mezcla una parte de información real con la ignorancia en determinada materia o materias y junto con la desinformación se termina en un disparate. Hay personas que dan cualquier “evidencia” por verdadera, sin cuestionarla, cayendo (probablemente sin darse cuenta) en la misma linea del enemigo contra el que pelean. No hay que olvidar que hoy en día las herramientas informáticas hacen extremadamente fácil la manipulación o forja de imágenes, videos y sonidos que pueden ser usados como evidencia para convencernos de la veracidad de un relato o reporte.




El ataque más grande de la “gente normal” y los “medios oficiales” es contra la creencia de que existe una sociedad secreta que controla todo desde un escenario al que la gente común no tenemos acceso. Es en este punto donde hay que empezar a usar el razonamiento y la lógica, herramientas indispensables para un discernimiento acertado.

Quiero comenzar por el planteo de una simple pregunta:

¿Que es lo que más desea el hombre?

Aunque no faltará la persona que ya ha avanzado espiritualmente en su vida y responda cosas como “felicidad”, “amor” o “conocer la verdad”, “saber de donde venimos y a donde vamos”, “saber nuestro propósito en este plano”. La realidad es que desde lo más profundo de su corazón ¡el hombre desea PODER! La cruda, fría y cruel realidad es que el hombre siempre ha deseado y seguirá anhelando el poder. Estar por encima de todos y de todo. Que su palabra sea ley y que no se le cuestione o contradiga.




Ninguna guerra se ha peleado para el bienestar común, de la misma manera que ninguna ley se ha promulgado para ayudar al pueblo, a lo mucho, algunas se han creado para apaciguarlo, concepto que dista mucho de ayudar. Todos los eventos históricos en un punto o en otro giran en torno al poder. Estar en control de las riquezas, los recursos, las tierras y el pueblo.

Ríos de sangre se han vertido en campos de batalla durante siglos alrededor del mundo en nombre de elementos como “Dios”, “Libertad” o “Democracia”. Invariablemente el resultado ha sido el mismo: repartición de tierras, bienes y riquezas, sumisión de pueblos y pasado un tiempo le siguen nuevos conflictos y nuevos baños de sangre, siendo esto un ciclo sin fin; Pero no me crean tan fácilmente, hagan su propio análisis de la historia.

Solo con el fin de señalar un punto de partida, los eventos de los últimos 50 años en medio oriente y los intereses de los Estados Unidos, China y Rusia en el preciado oro negro y la deshumanización de los pueblos árabes.

Habiendo dejado establecido que el poder es algo que el hombre siempre ha querido tener a costa de todo, hago la siguientes preguntas:

¿Honestamente creen que un ser humano va a renunciar al poder solo porque lo dice un pedazo de papel? (Entiéndase constitución o equivalente que contenga las leyes de una nación)

¿Sería tan descabellado e irracional pensar que un grupo de personas listas, desalmadas y ambiciosas se han puesto de acuerdo generaciones atrás para mantener una línea ininterrumpida de dominio?

¡Por favor no nos hagamos los tontos!

Vamos a empezar por los niveles mas bajos en la escala del poder… los partidos políticos en México, junto con sindicatos y PEMEX. Esta claro que TODOS son una misma agrupación en diferentes colores, juegan a abogar por el pueblo y acaban jalando los hilos para sus propios intereses. Lo más nuevo en su repertorio de engaños fue vendernos la idea de los candidatos “independientes” como “El Bronco”, gobernador actual del estado de Nuevo León. Navegó en campaña con una bandera “del pueblo y para el pueblo” y conquistó a los incautos con frases dulces como “la raza paga, la raza manda” dando a entender que el poder es del pueblo, obviamente las clases sociales mas lastimadas vieron una luz de esperanza en un “semejante”, en uno más de “la raza“, así que acabaron siguiéndolo fielmente y resultó ser igual o peor que su predecesor.




Lo más vergonzoso de esta situación es que hay mucha gente, de hecho la mayor parte de la población aún cree que votar sirve de algo. Si votar cambiara el curso de las cosas, sería ilegal. Así de simple. En este punto, las personas que están relacionadas con la simbología piensen por un momento en la dualidad. Nos crean la ilusión de la elección; la ilusión de que nuestra acción tiene una reacción, un impacto, un efecto… nada mas alejado de la realidad.

PEMEX (PEtróleos MEXicanos) es una mafia donde se tiene que pagar cuota para obtener una plaza de trabajo, de igual forma los puestos se heredan o se venden. Los sindicatos funcionan de la misma manera.

Si esto sucede con un país del llamado “tercer mundo” y sin una influencia global significativa; donde el poder siempre está en manos de los mismos grupos, entonces ¿que sucede con las potencias mundiales? Porque habremos de entender que nuestro México está sometido a poderes mayores. No somos una nación libre y soberana.

Es aquí cuando volteamos a ver a nuestro vecino del norte, los Estados Unidos de América. Un país que ha pasado en guerra el 93% de su tiempo constituido como nación. Más de 220 años en conflictos armados. ¿Alguna vez se habían detenido a pensar en este pequeño detalle? Un país que dedica más de la mitad de su presupuesto federal anual a la milicia, esto es mas de 500,000,000,000 de dólares.

¿Honestamente creen que esto lo hacen en aras de la libertad, la justicia, la democracia y el bienestar común?

De nuevo, con fines ilustrativos y para tener una correcta dimensión de tal cantidad de dinero, vamos a decir que con ese presupuesto, que aclaro, es de un año nada mas, podríamos darle una casa de entre 60 y 90 metros cuadrados de construcción, hecha de bloques, techo de losa y piso de cerámica a 30 millones de mexicanos. ¡30,000,000 de casas dignas!

Reza el dicho, no hay peor ciego que quien no desea ver.




Existió un hombre llamado William Cooper, autor y locutor, tenía un programa de radio y 3 meses antes de los eventos del 11 de Septiembre de 2001 en Nueva York, él dijo que algo grande iba a suceder en Estados Unidos y sería algo provocado desde adentro. Un mes después de los ataques, William Cooper fue asesinado afuera de su casa por “Oficiales que iban a arrestarlo por no pagar impuestos”. Este hombre criticó duramente a todas las agencias de “inteligencia” estadounidenses por ser tan incompetentes al no poder localizar a Osama Bin Laden, mientras que un reportero promedio de CNN fue y lo entrevistó en su guarida junto con sus altos mandos. Por otro lado, la CIA, agencia con el presupuesto más extenso del mundo, no fue capaz de encontrar al “terrorista” mas buscado de la historia… sin embargo, un reportero casi sin recursos lo logra entrevistar en su propia casa. Saquen ustedes sus propias conclusiones.

Para cerrar, en lugar de jugar al intelectualoide y burlarse de teorías conspirativas por mero acto de fe (creer ciegamente en los medios oficiales y en personajes públicos), por favor sírvanse:

  1. Leer 1984 de George Orwell y déjenme saber si encuentran algún parecido con lo que vivimos hoy, en 2017. Es importante tomar en cuenta que ese libro fue escrito en la década de los 40s.
  2. Estudiar el funcionamiento de la banca y la reserva federal, el porque desligar el oro como respaldo del dólar, los petro-dólares y quien esta detrás de los bancos a nivel internacional.
  3. Cuestionarse porqué siempre se viralizan las tragedias en países de primer mundo, pero nadie habla (hablamos) de las masacres e injusticias en países africanos y árabes, que curiosamente tienen muchos recursos naturales y más curioso aún, siempre están en conflicto; todo esto mientras empresas europeas o americanas saquean dichos recursos.
  4. Preguntarse porque esta bien permitido deshumanizar y humillar a los musulmanes, negros e hispanos (si, la mezcla de quien sigue una religión y 2 etnias la hice en plena conciencia), presentarlos siempre como criminales o personas no gratas, pero es penadísimo y digno de censura tocar de manera pública y negativa el tema del sionismo, la ilegalidad de los asentamientos judios en tierras palestinas y las masacres a los palestinos.
  5. Poner atención si los supuestos contrails obedecen a rutas estándar en horarios estándar y tratar de establecer una relación entre sus avistamientos y la llegada de enfermedades de temporada.
  6. Darse una vuelta por sitios web como los de Roche y Pfizer y analizar sus informes financieros, son públicos y dan una muy buena idea del mal negocio que es el Big Pharma.
  7. Revisar las patentes de agentes patógenos causantes de diversas enfermedades, no se vayan a sorprender de ver agencias de gobierno y prominentes empresarios como propietarios de dichas patentes.
  8. Investigar un poco sobre temas como la implementacion del chip RFID, el trabajo conjunto de DARPA + Google + Boston Dynamics, los protocolos de Sion, plan Kalergi, el club Bilderberg y el instituto Tavistock.

Podría continuar con al menos 20 elementos más, pero estos deberán bastar para tener un buen punto de partida. Es recomendable mantener siempre un pensamiento crítico y abierto.




Finalmente, muchas “teorías” de conspiración han resultado ser conspiraciones reales, otras no. Pero, las evidencias y más importante aún, el resultado de un análisis y razonamiento de los eventos que vivimos en esta época hacen difícil de negar que efectivamente somos como ganado, en una cárcel sin rejas, donde nuestras cadenas son las deudas y la sed por el dinero. El consumismo y la auto regulación social están tan bien implantadas que creemos firmemente en la necesidad de comprar cosas que no necesitamos con dinero que no tenemos para impresionar a gente a la que no le importamos (frase original de Dave Ramsey, y no, no es original del club de la pelea).

¡ABRE TU MENTE Y CUESTIONA TODO!






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *